La domótica ¿asequible?

Un sistema domótico es aquel que recoge la información de unos sensores que previamente se han instalado en casa para después emitir órdenes.

Ponemos un ejemplo, el control de la temperatura: un sensor detecta la temperatura que hay en el interior de la vivienda y si está por debajo de lo que hemos programado conecta de forma inmediata la calefacción. Esto se puede hacerse en cualquier vivienda.

 

Las ventajas de la domótica

 

La domótica es también sinónimo de seguridad. Seguridad con la función de evitar accidentes como escapes de gas, inundaciones, incendios. También existe tecnología que permite simular la presencia de personas en el interior de una vivienda, evitando posibles robos e incluso cámaras de vigilancia con la que se puede ver en streaming lo que está ocurriendo a tiempo real en una parte concreta de la vivienda o conectando varias cámaras de seguridad para una visión más completa y amplia.

casa-automatizada

Decir que también es una medida de ahorro energético, con menor gasto gracias a la posibilidad de monitorizar los consumos de diferentes elementos (electricidad, gas, agua) y optimizar el consumo en función de nuestra rutina. Las lavadoras, por ejemplo, se pueden conectar al sistema domótico y dejarlas programas para que hagan la colada a la hora que nosotros hemos decidido más oportuna.

La instalación es bastante sencilla. Generalmente lo único que hay que realizar es enchufar el dispositivo y configurarlo. Está pensada para todos los hogares por tanto sus instrucciones de uso son muy sencillas.

Todas estas tecnologías se han creado para hacer la vida de las personas mucho más sencilla. Es la verdadera razón de ser de las viviendas inteligentes.

 

Pero … ¿la domótica es cara?

 

No. La domótica no es cara.

Aunque lo parezca, no es una tecnología pensada para ricos.

Hoy en día en el mercado existe una gran gama de dispositivos, incluso muchos de estos se pueden gestionar desde los dispositivos móviles. De hecho, la domótica ha vivido una especie de nuevo resurgir gracias a los smartphones y a las tablets.

 

Ejemplos de domótica en tu hogar

 

La domótica es un sistema escalable, es decir, puedes empezar por reducir el gasto de la factura de la luz y de calefacción. Este es el caso más práctico y conocido de la domótica.

 reducir-gasto-de-luz

Si quieres algo más complejo o automatizar tu casa por completo, tal vez te puedas plantear otros objetivos: zonificar la casa para que siempre tenga una temperatura óptima, evitar que las luces se quedan encendidas sin que haya nadie en su interior, crear escenas de luz para cada momento del día, etc.

 

¿Qué habría que instalar en la casa?

 

  • Sensores para las estancias, dejando programada la temperatura deseada y horario de apagado y encendido.
  • Con sensores de seguridad se pueden evitar accidentes como inundaciones (por ejemplo, pérdida de agua en la lavadora) o evitar los escapes de gas, con un sensor detector de humos.
  • Con un software adecuado, se pueden programar las persianas para que suban o bajen en función de la luz solar que haya en el exterior
  • Como ya hemos mencionado, automatizando la luz podemos ahorrar mucho en la factura de la luz. Las aplicaciones para teléfonos móviles incluso nos permiten, con solo apretar un botón, apagar todas las luces de la casa y así no tienes dudas acerca de si te las has dejado encendidas.