Cómo mejorar la iluminación del baño con apliques

 

Si hay un sitio dentro de casa que podríamos llamar íntimo, ese es el baño. Es la parte de las casa en el que más tiempo pasamos solos y en el que siempre estamos viéndonos a nosotros mismos a través de un espejo. Solemos estar ahí encerrados y podríamos considerarlo una especie de refugio o santuario donde estamos seguros que nadie nos va a molestar.

Sin embargo, en ocasiones no sabemos cómo aprovechar la iluminación interior de este espacio para que la estancia en dicho lugar sea lo más placentera posible. A continuación los dejamos con una serie de consejos y sugerencias para iluminar nuestro baño de la mejor manera.

Iluminación del espejo y lavabo

Es la luz que utilizamos cuando nos lavamos las manos, la cara, nos afeitamos, cuidamos los dientes, o nos peinamos. Es decir, es la luz que usamos cuando nos vemos más de cerca frente al espejo. Aquí te recomendamos usar apliques de baño montados a la altura de los ojos a ambos lados del espejo para no generar sombra. De esta manera podremos realizar todas las tareas mencionadas con total comodidad.

 También es importante no agregar ningún tipo de luz por encima del espejo, incluida la empotrada en el techo. De esta manera evitas que la luz caiga sobre tu frente y genere sombras por debajo tus ojos, o nariz. Este reflejo de luz, aparte de incomodar te hará ver más viejo de lo que realmente eres. Una buena iluminación aquí te hará empezar el día con buen ánimo.

Tanto en un baño principal como en un baño de invitados podrías utilizar una iluminación que vaya de los 80 a los 100 vatios, o su equivalente en LED que va de los 20 a 25 vatios.

Iluminación en las bañeras

Una manera de darle un toque algo artístico a su baño es colocar luces direccionales empotradas. Estas luces proporcionarán una iluminación dirigida a, por ejemplo, algún elemento decorativo como podría ser un ramo de flores, o escultura. En este punto te recomendamos que investigues cómo se puede decorar un baño con obras de arte. También puedes utilizar luces decorativas que agregarán brillo visual. En este caso puedes utilizar colgantes en forma rectangular o cuadrada.

Iluminación en la ducha

Cuando entramos a la ducha a veces encontramos que la iluminación puede ser o muy escasa o excesiva. Las luces abiertas o brillantes pueden controlarse con dimmers, o atenuadores de luz que te permitirán intensificar o disminuir la intensidad de la luz.

Iluminación nocturna

El baño es uno de los ambientes que usamos mucho de noche. Por eso es importante proporcionar algo de luz, pero no demasiada para tener capacidad de maniobra. Luego de despertarse en la oscuridad, los ojos suelen ajustarse a la penumbra que puede ser equivalente a 5 vatios.

Una luz de bajo voltaje que permanezca encendida permanentemente, o que responda al movimiento puede ser una buena alternativa.

Un último consejo

En ciertos hoteles de lujo, por ejemplo, se utiliza la iluminación de tiras LED bajo un tocador o el borde de una encimera para conseguir el efecto mencionado. Los hoteles de alta gama a veces cuentan con iluminación de cinta LED bajo un tocador o un borde de encimera para este propósito. Algunos de estos hoteles colocan una toma de corriente detrás del inodoro, o asiento bidé. Este es un lugar perfecto para enchufar una de estas luces.