Cómo iluminar un negocio correctamente

 

Imaginemos nuestro negocio como una escena de cine donde cada área, o estancia del local es una parte de nuestro escenario. Iluminar un negocio de manera apropiada puede ser una de las tareas más creativas y al mismo tiempo es un factor clave para que los clientes se sientan a gusto dentro de un local. Hay estrategias de marketing que nos dan pistas y nos ayudarán a encontrar la iluminación interior adecuada, según cada tipo de área de un local comercial. Para esto hay que tener en cuenta que la luz y las emociones de las personas suelen estar vinculadas. Es decir, la percepción que tengamos de ellas condicionarán nuestras respuestas emocionales.

La consultora Kissmetrics llegó a realizar una investigación en la que se concluyó que entre el 62% y el 92% de la información que recibimos en los primeros 90 segundos después de ver algo se refiere al color. Tristeza, fantasía e ilusión fueron algunos de los estados de ánimo que se vieron condicionados cuando la luz transitó por las áreas cerebrales donde se procesa la información. Otro estudio del Instituto Real de Tecnología de Estocolmo dice que las personas tenderían a preferir los locales con una iluminación de contrastes y, por eso, en vez de aumentar el brillo o la iluminación excesiva es recomendable, cuando corresponda, utilizar una iluminación alta en contrastes, ya que esto facilitará la percepción y aumentará los niveles de atención.

En todo caso, existen algunos patrones que podrán ayudarnos al momento de escoger la iluminación más acorde para cada negocio.

 Podríamos dividir los espacios de iluminación en 4 tipos:

 1.- Iluminación ambiental/general

Esta es la fuente principal de luz de un local. Es la que destaca, sobre todo, en las grandes superficies como, por ejemplo, un supermercado. Esta luz debe garantizar que sus clientes se sientan cómodos y puedan moverse con la suficiente cantidad de luz, y evitar que se sientan tristes.

 2.- Iluminación para alguna tarea específica

Este tipo de iluminación está orientada para lugares específicos dentro de un local, ahí donde se requiera más luz para realizar una tarea específica. Aquí podríamos mencionar:

  • Entrada
  • Área de pago
  • Vestidores de una tienda de ropa
  • Servicio de atención al cliente

 3.-Iluminación acentuada

Esta luz se utiliza para resaltar áreas específicas en las que se quiera destacar algún producto. Aquí se busca destacar el área iluminada. En este caso podríamos mencionar:

  • Una iluminación cerca del frente de la tienda para resaltar nuevos productos o productos de temporada. Aquí la luz se usa para llamar la atención. Podemos jugar con los contrastes por medio de focos en línea y hacer el producto expuesto más atractivo. Un maniquí en un escaparate sería un ejemplo.
  • Destacar el área donde se encuentra algún cuadro, obra de arte, o decoración que se quiera resaltar. Aquí la iluminación LED cuenta con la ventaja de no despedir rayos UV ni infrarroja, que suele dañar textiles, arte, o joyas. Estas luces tienen larga vida útil y son muy eficientes.
  • Iluminación orientada a los nichos de estantería, o pantallas que se quieran resaltar. Por ejemplo, en una tienda de vinos, una luz de este tipo haría sobresalir una botella en su respectivo estante.
  • Las luces superiores o cenitales son las que dan un plus visual y atraen a la gente a la tienda. Se utilizan mucho en los escaparates.

 4.-Iluminación decorativa

Aquí nos encontramos con una luz que busca la sofisticación y la belleza. Como su propio nombre lo indica, la luz aquí busca decorar y ornamentar un espacio. Con este tipo de iluminación se pueden mencionar candelabros, accesorios de pared intrincados, o accesorios diseñados a medida. Esta luz es la más creativa de todas y es la que busca el toque original, distinto. No debería competir con la iluminación general, ni estar dirigida a los clientes, ya que le podría causar molestias.

En todos los casos se deben delimitar bien los espacios. De esta manera, los clientes se sentirán atraídos por el local y, una vez dentro, les será fácil encontrar su camino y recorrer el lugar con total comodidad.

Finalmente, recordemos que la iluminación que utilicemos debería ser percibida como una característica de la marca. La selección de luminarias debería trabajarse desde el diseño y la concepción del branding.